sábado, 28 de junio de 2014

Día Once

¡Hoy he visto a alguien!, ¡Estoy seguro!

Hoy volví al Strip y entre en el Mirage. No se por qué elegí el Mirage pero, nada más entrar, vi alguien andando por su salón principal.

No pude acercarme lo suficiente para saber si era hombre o mujer. Nada más verlo, me quede petrificado. No podía creer lo que veían mis ojos. Hace más de una semana que no veía a otra persona.

No quería asustarlo – podría llevar un arma, tal y como yo – Así que no me atreví a llamarlo. De repente se giró hacía mi, se que me vio, pero sin motivo aparente echo a correr. Intenté perseguirlo pero mi pierna aun duele horrores. Prácticamente cojeando, alcancé la parte opuesta de la sala, por donde mi fugaz compañía había desaparecido .

No estaba allí.

Permanecí buscándola y llamándola durante al menos dos horas, ni rastro de aquella persona.

Quizá haya sido mi imaginación. Ya no doy nada por seguro. Incluso asumo la posibilidad de estar desvariando. Pero tengo que creer que lo que he visto hoy era algo más que una sombra o mi imaginación. Tengo que creerlo o realmente me voy a volver loco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada